Leer primero

Importante: Hay acontecimientos religiosos en los que sus fechas fluctúan de año en año. Me estoy refiriendo a la Semana Santa y a aquellos otros días que giran bajo su influencia: Cuaresma (leer  especialmente los domingos), Domingo de Ramos (comienzo de la Semana Santa), Pascua  (leer especialmente los domingos), con la Ascensión del Señor el séptimo domingo, y Solemnidad de Pentecostés. Natividad del Señor y Reyes (Epifanía del Señor), en fechas fijas. En estos días es aconsejable leer los encuentros según el calendario litúrgico, aunque también se puedan leer en las fechas marcadas por el libro. El resto de días, con sus efemérides, se puede mantener el orden que marca el libro para su lectura.

En la gran mayoría de encuentros no es relevante el día de la semana aunque se deba respetar. Los domingos son encuentros singulares porque llevan tres lecturas y el comentario por norma se ajusta a cada una de ellas.

Recordamos de nuevo: El libro está hecho en base al año litúrgico 2012 (al Evangelio de cada día, no siempre de manera estricta).

El autor