Amigos de Internet:

Me gustaría que diéramos una oportunidad a la ilusión y a la esperanza en este camino nuevo que se nos abre, y que pusiéramos en valor el regalo de la ciencia en especial la electrónica en la comunicación.

Hoy tenemos una buena ocasión de repartir amor a todo el mundo en nuestra felicitación. Usemos de estos medios para comunicarnos y felicitar la Navidad a toda la familia y amistades en primer lugar y luego a los demás.

La imagen del “Portal de Belén” es enternecedora, y si no que se le pregunte a tantas madres cuando han dado a luz a sus hijos en el hospital; cuando se han visto rodeadas de sus maridos, sus padres y quizá sus suegros. Y ella, la madre, con el niño en brazos, sintiendo el latir de su corazón. Una nueva vida que regalan al mundo en espera de que sea una persona de bien y que traiga aún más felicidad a la familia. Esta esperanza en ser mejores cada día es la que nos mantiene ilusionados.