Día 16 de junio – 2012 – Inmaculado Corazón de María

Día 16 de junio – 2012 – Inmaculado Corazón de María

El encuentro de hoy me recuerda las romerías de gran raigambre en España: Virgen de la Cabeza en Andujjar (Jaén), Blanca Paloma en el Rocío (Huelva)… Los judíos iban todos los años a Jerusalén y visitaban el Templo, entendiéndose por aquel entonces, que Dios estaba presente, y que era el momento ideal para pedirle algo y agradecer los dones y favores recibidos durante el año. Días de mucho júbilo, de gran sentido espiritual y como todas las fiestas, un tanto lúdicas para otros.

Jesús, niño prodigio donde los hubiera, a la mínima que pudo se separó de sus padres y empezó a hacer sus pinitos en oratoria, nada más y nada menos entre los doctores del Templo: sacerdotes, escribas y ancianos. Jesús quería saber cómo todos los niños, y las preguntas profundas y poco habituales en mayores, hoy hechas por un niño, despertaron el mismo interés en las autoridades religiosas, por ello se enzarzaron en un querer saber unos de otros.

Algo inusitado y nada frecuente hasta aquel día, un niño hablando con los doctores de la Ley en el Templo. Entretanto sus padres y familiares iban de vuelta a casa en caravana y pensaban que el niño Jesús iría con otros primos, más atrás de la caravana o más adelante; cuando ya lo buscan y no lo encuentran se vuelven a Jerusalén y a los tres días, por fin lo encontraron entre los doctores de la Ley en el templo. La Virgen un tanto enfadada le pregunta: ¿por qué nos has hecho esto, hijo mío? A lo que contesta Jesús niño: ¿No sabíais que yo me estaba ocupando de las cosas de mi Padre? Al momento se volvieron todos juntos a Nazaret y continuó viviendo bajo la autoridad de sus padres. Jesús desde niño ya apuntaba maneras y todos sabemos el impacto que causó cuando a los treinta años empezó a predicar Lucas 2, 41-51

Reflexión: